REPORTE DE COSECHA COMPARATIVO

2021

En términos generales, la 2021 fue una añada fría y ligeramente más lluviosa que la anterior. Tuvimos un promedio de entre un 15 a un 20% menos de grados días que en 2020, y el clima en general fue un poco más frío de lo habitual. Los rendimientos de las variedades blancas fueron bajos a causa de las heladas de octubre. Los rendimientos de las variedades tintas fueron normales, con uvas de excelente calidad y sanidad. El clima frío proporcionó tintos de gran concentración, con hollejos maduros, azúcares moderados y una acidez óptima.

En el invierno 2020 tuvimos más nieve y lluvia que en años anteriores, lo cual se tradujo en mayor agua de deshielo, con fotografías impresionantes. La vista de las montañas cubiertas de nieve, junto a los viñedos verdes y maduros, contrastó con la escasez de turistas que no pudieron disfrutar de semejantes paisajes. Dada la reducción histórica del agua de deshielo debido al cambio climático, fue un alivio tener un año con abundante agua.

LEER MÁS

2020

El verano de 2019 comenzó con temperaturas más cálidas de lo habitual, que descendieron durante febrero. La merma de nieve en los meses de invierno provocó escasez de agua, lo cual redujo los rendimientos entre un 20 a 30%. La falta de lluvias de verano dio como resultado uvas de excelente sanidad. El gran susto de la temporada llegó el 19 de marzo de 2020, cuando el gobierno argentino declaró una cuarentena obligatoria y temimos que la cosecha tuviera que detenerse con algunas de nuestras mejores uvas aún sin cosechar. Finalmente llegó una orden eximiendo al vino como ‘producto alimenticio esencial’, lo cual nos permitió continuar cosechando durante la primera semana de abril. En Catena establecimos estrictos distanciamientos sociales y tomamos otras precauciones necesarias - todo el personal de la oficina se mudó a trabajar desde su casa. La bodega fue cerrada a los visitantes unos días antes. Los enólogos no recuerdan una cosecha tan temprana como esta. Las zonas de clima frío y de altura extrema en el Valle de Uco están dando vinos de extraordinaria concentración y textura, y alta acidez (niveles saludables de ácido málico). Nuestro enólogo jefe, Alejandro Vigil, considera que esta es una de las mejores añadas de los últimos 10 años.

LEER MÁS
harvest 2019

2019

El clima fue seco (precipitaciones 20-60% inferiores a lo habitual), produciendo bayas pequeñas y rendimientos ligeramente más bajos; las temperaturas fueron más frías en general. La cosecha 2019 se llevó a cabo aproximadamente entre 1 a 3 semanas antes de lo usual, con uvas en perfectas condiciones, sin problemas de botritis ni peronóspora.

Nos preocupaba que hubiese problemas con las heladas, debido a la primavera seca, pero la brisa constante de la noche ahuyentó este peligro. Fuera de Agrelo, no hubo tormentas de granizo significativas. Esperábamos un volumen superior de cosecha, pero la combinación de clima seco y frío ocasionó rendimientos ligeramente más bajos de lo habitual.

LEER MÁS
harvest 2018

2018

A esta añada la hemos llamado “El Año Mendocino”. Después de una escasa y fresca añada 2017, que llamamos "El año Bordelés", y una escasa, muy fresca y lluviosa añada 2016, que llamamos "El Año Bourguignon" (el año de la Borgoña), finalmente tuvimos una añada clásicamente Mendocina: seca, fresca, soleada y con rendimientos moderados en cada región, desde las altitudes más bajas a las más altas.

El verano de 2017 comenzó cálido, pero luego refrescó durante los meses de cosecha de 2018 - febrero, marzo y abril. Esto, además de las menores precipitaciones, dio lugar a un equilibrio óptimo en la fruta, con una maravillosa acidez natural, gran expresión aromática en cada región y taninos suaves.

LEER MÁS
harvest 2017

2017

Rendimientos bajos debido a heladas moderadas en el Valle de Uco, Cosecha temprana y balance perfecto. La cosecha preferida de Laura, desde el año 1995.

Luego de la Cosecha 2016, la más fría y escasa en tres décadas, debido al fenómeno El Niño, los productores de Mendoza estuvieron de luto, ansiando que la próxima fuese una cosecha mejor. Pero es la Naturaleza la que decide, y en el 2017, tuvimos otra añada de rendimientos bajos – especialmente en el Valle de Uco, donde se sitúan la mayoría de los viñedos de nuestra familia. Las heladas de primavera, provocadas por un clima más seco y ligeramente más frío de lo habitual, redujeron los rendimientos, y la producción de Malbec en el Valle de Uco cayó un 55%.

LEER MÁS
harvest 2016

2016

El cultivo en secano, el clima frío y la nieve eterna. Honestamente podemos decir que el 2016 ha sido la añada más fría de las últimas tres décadas. El clima frío arrancó en el invierno de 2015 cuando la nieve cubrió enteramente los Andes llevando el caudal de arroyos y acuíferos subterráneos a sus máximos históricos. La Cordillera de los Andes permaneció blanca durante todo el verano y las fotografías de los viñedos verdes junto a las montañas nevadas inundaron las redes sociales. Los rendimientos fueron entre un 40 y 50% menores de lo habitual resultando en vinos de gran concentración, mineralidad y potencial de guarda.

LEER MÁS
harvest 2015

2015

En Mendoza, muchos han llamado a la añada 2015 ”el año bordelés„, debido al verano fresco, la cosecha anticipada, las lluvias de otoño, los niveles de alcohol más bajos y la acidez más alta de lo habitual. Los mejores Malbec de esta cosecha presentan una elegancia que solamente se da en añadas frías. Lo clave durante el ciclo vegetativo 2014-2015 fue la ”parecelización„ y el manejo del viñedo para obtener rendimientos bajos. Los Malbec provenientes de parcelas con suelos pedregosos y calcáreos son indiscutibles estrellas. Debido al invierno cálido, la cosecha se anticipó; entre 10 a 15 días.

LEER MÁS
harvest 2014

2014

La cosecha 2014 ha sido la añada más fría que hemos tenido desde el año 2001. De hecho, ha sido una cosecha de pronunciados contrastes en las regiones. Si bien la abundante caía de nieve podría haber aumentado los rendimientos, el clima frío de Febrero, Marzo y Abril, junto a la fuertes heladas de Septiembre, restringieron la producción. Para nosotros, la certificación del Protocolo de Sustentabilidad ha sido un gran logro de este año. El proyecto comenzó hace cuatro años, cuando Laura Catena regresó de California con la idea de instrumentar prácticas sustentables en los viñedos de Catena.

LEER MÁS
harvest 2013

2013

La cosecha 2013 se caracteriza por un clima muy favorable durante la brotación y rendimientos normales. El clima fresco y las noches, aún más frescas, del verano y otoño, favorecieron la obtención de vinos con una acidez más elevada de lo normal, intensos aromas y taninos suaves y aterciopelados, debido a la prolongación del tiempo de colgado de los racimos. Si bien estos vinos presentan óptimos niveles de acidez y taninos para la guarda, para muchos será difícil abstenerse y preferirán disfrutar de sus intensos sabores y aromas inmediatos.

LEER MÁS
harvest 2012

2012

La cosecha 2012 se distingue básicamente por sus bajos rendimientos, lo cual permitió obtener vinos de gran profundidad y concentración. La combinación de una helada generalizada y un fuerte viento Zonda en plena etapa de brotación provocó pérdidas de un 20 a un 40%. La cosecha de este año es un claro ejemplo de cómo los rendimientos bajos determinan una mayor calidad. La extraordinaria concentración de los vinos obtenidos augura un magnífico potencial de guarda, especialmente en las zonas del sur del Valle de Uco.

LEER MÁS
harvest 2011

2011

Clima frío y seco, que atrasó la cosecha entre 2 a 3 semanas. Fuertes heladas en Luján de Cuyo y el Sur del Valle de Uco. La helada provocó pérdidas del 75% en el Viñedo “Angélica Sur” de Eugenio Bustos. En términos generales, los rendimientos de la cosecha 2011 fueron moderados, exceptuando las zonas afectadas por la helada. Vinos de excepcional balance y concentración. Acidez óptima.

LEER MÁS
harvest 2010

2010

El clima frío atrasó la cosecha dos semanas. El viento Zonda provocó daños en brotes, reduciendo la producción en aproximadamente un 30%. Una fuerte helada afectó parte del Viñedo “Nicasia”, en La Consulta. Vinos de gran concentración y estructura, con taninos firmes, que auguran un excelente potencial de guarda.

LEER MÁS
harvest 2009

2009

Temperaturas moderadas con abundantes lluvias durante la primavera. Esto favoreció el desarrollo de canopias saludables y un óptimo cuaje de los frutos.

LEER MÁS
harvest 2008

2008

Calor al comienzo y frío hacia el final de la cosecha, la cual se llevó a cabo dentro de las fechas habituales. Fuertes tormentas de granizo afectaron diversas áreas de la provincia de Mendoza. En el caso de Catena Zapata, sólo sufrió daños el Viñedo “La Pirámide”, de Agrelo. Afortunadamente, el antiguo lote de Cabernet Sauvignon de dicho viñedo, que se emplea para la elaboración del vino Nicolás Catena Zapata, no se vió afectado, gracias a las mallas antigranizo. La cosecha 2008 se caracteriza por la obtención de vinos elegantes y de gran equilibrio.

LEER MÁS
harvest 2007

2007

Días cálidos y noches frescas. La cosecha se adelantó entre 2 a 4 semanas. Cosecha excelente en las zonas de clima frío, como los Viñedos “Nicasia” y “Adrianna”, del Valle de Uco. Una fuerte tormenta de granizo afectó la zona de Luján de Cuyo. Afortunadamente los viñedos de Catena de esta zona no sufrieron daños.

LEER MÁS
harvest 2006

2006

Grandes nevadas en Los Andes durante el invierno 2005, lo cual se tradujo en abundante agua de riego para los viñedos. Este factor, junto al clima benévolo, favoreció una brotación óptima, con altos rendimientos. En los viñedos de Catena, se ralearon racimos para obtener rendimientos más bajos. Vinos aromáticos, de taninos suaves, para beber ahora.

LEER MÁS
harvest 2005

2005

Clima frío. Rendimiento bajos. Una fuerte helada en el Valle de Uco y La Consulta afectó parte del Viñedo “Nicasia”. Vinos de gran concentración, con taninos maduros y una elegante acidez natural, que anticipa un magnífico potencial de guarda.

LEER MÁS
harvest 2004

2004

Clima cálido. La cosecha se atrasó una semana. Niveles de madurez muy parejos, sin problemas de lluvias excesivas, helada o granizo. Vinos de gran intensidad aromática, sólida estructura y taninos sedosos. Excelente cosecha en las zonas de clima frío, como el Viñedo “Adrianna”, de Gualtallary, y el Viñedo “Nicasia”, de La Consulta.

LEER MÁS
harvest 2003

2003

Comienzo cálido, brotación pareja y frío hacia el final de la cosecha. A pesar de las escasas lluvias durante el verano, la abundante agua de riego de deshielo de Los Andes, favoreció el desarrollo de canopias saludables. Excelente cosecha de Cabernet Sauvignon.

LEER MÁS
harvest 2002

2002

Clima parejo con temperaturas moderadas. Lluvias aisladas durante febrero. Marzo y abril frescos y secos. La prolongación del tiempo de colgado del Malbec devino en uvas con óptimos niveles de madurez, expresivos aromas y taninos gruesos y sedosos.

LEER MÁS
harvest 2001

2001

Buen comienzo de la cosecha, con temperaturas moderadas y sin heladas. Clima seco y cálido hasta mediados de marzo. Tormentas y lluvias aisladas hacia fines de marzo, que causaron problemas de botrytis en las zonas de suelo arcilloso. Para aquellos que tuvieron paciencia y cosecharon en las semanas posteriores a las lluvias, el 2001 fue una cosecha excepcional.

LEER MÁS
harvest 2000

2000

Invierno y primavera muy fríos, lo cual provocó la obtención de brotes desparejos, reduciendo los rendimientos. El clima cálido y uniforme durante el resto del verano, permitió cosechar uvas de excelente concentración y balance. Vinos con gran potencial de guarda.

LEER MÁS
harvest 1999

1999

Heladas hacia fines de la primavera, que causaron daños en varias zonas de Mendoza. Afortunadamente los viñedos de Catena no se vieron afectados. El clima cálido y seco, y las noches frías, favorecieron una maduración lenta y pareja de los frutos. Vinos de buena intensidad aromática. Taninos finamente integrados. Excelente potencial de guarda.

LEER MÁS
harvest 1998

1998

Clima adverso de lluvias constantes (Fenómeno “El Niño”). La cosecha se llevó a cabo antes de lo usual, por problemas de botrytis. Cosecha totalmente atípica para Mendoza. No se elaboró ningún vino Catena ni Catena Zapata. El vino se destinó a marcas de precio inferior pertenecientes a la familia Catena.

LEER MÁS
harvest 1997

1997

Invierno de intenso frío y abundante nieve en la montaña. Abundante agua de riego en arroyos y napas subterráneas. Primavera y verano cálidos con escasas lluvias. La cosecha debió interrumpirse abruptamente durante la segunda semana de abril, debido a una helada temprana. Extraordinaria cosecha de Cabernet Sauvignon, especialmente en el Viñedo “La Pirámide”.

LEER MÁS
harvest 1996

1996

Primavera húmeda con temperaturas moderadas, lo cual favoreció una brotación pareja y el desarrollo de canopias saludables. El clima fresco durante febrero y marzo permitió prolongar el período de colgado de los racimos del Catena Alta Malbec, del Viñedo “Angélica”, en Lunlunta. Se obtuvieron vinos de gran concentración e intensidad aromática, con una acidez natural elegante y balanceada. Un año extraordinario, especialmente para el Malbec.

harvest 1995

1995

Una helada temprana, en noviembre, redujo los rendimientos en la zona de Luján de Cuyo. Sin embargo, la mayoría se los viñedos se recuperaron, cosechándose menos fruta, pero de gran concentración y complejidad. Año extraordinario para el Chardonnay y el Cabernet Sauvignon.

harvest 1994

1994

Un año sin vientos Zonda, con una primavera cálida y benévola, que permitió una óptima floración y brotación. Las escasas lluvias de enero redujeron la necesidad de implementar el riego. La cosecha fue abundante y se prolongó hasta el mes de mayo. Excelente Malbec, de gran concentración, con taninos suaves y redondos. Malbec para beber ahora.

harvest 1993

1993

Año complicado. El ciclo vegetativo y cuaje de los frutos se desarrolló bien, pero luego se complicó por las excesivas lluvias de enero, febrero y marzo. Hubo problemas de botrytis en variedades blancas y tintas. Vinos aromáticos para consumir jóvenes.

harvest 1992

1992

Añada fría. Fuertes tormentas de granizo en las zonas de Maipú y Luján de Cuyo. El Viñedo “La Pirámide”, de Agrelo, no sufrió daños. De hecho, la calidad del Chardonnay y del Cabernet Sauvignon de este viñedo resultó extraordinaria. Vinos para beber ahora.

harvest 1991

1991

Invierno frío y prolongado, que retrasó la aparición de brotes e incidió en la obtención de rendimientos más bajos de lo habitual. Clima seco con días cálidos y noches frías. La cosecha se atrasó una semana. Cabernet Sauvignon y Chardonnay de excepcional calidad. Vinos para beber ahora.

harvest 1990

1990

Clima fresco con algunas lluvias en febrero, que afectó levemente las variedades blancas de maduración temprana. El resto del verano fue seco. Las variedades tintas se cosecharon con óptimos niveles de madurez y taninos redondos y suaves. Potencial de guarda de 10 años o más.